Journal of Sustainable Tourism: El potencial de destinos litorales de masas para generar capital creativo

Artículo de Romero, Navarro y Málvarez (2016) publicado en Journal of Sustainable Tourism, 5ª revista en el ranking internacional de investigación científica en turismo. Enlace al artículo.

 

Por Yolanda Romero. Dra. en Turismo.

El potencial de destinos internacionales de turismo litoral de masas para generar capital creativo

Este trabajo introduce una nueva línea de investigación en la evolución de los destinos internacionales de turismo litoral de masas. Este tipo de destinos lejos del estancamiento previsto por algunos modelos evolutivos, han pasado a tener un funcionamiento más complejo y potencialmente muy positivo. Funcionan como zonas de transición entre la ciudad global y el territorio local, desarrollando especificidades propias.

Bajo este enfoque, estos destinos adquieren potencial para convertirse en entornos de creatividad e innovación, dos elementos que ejercen de motor económico en la sociedad del conocimiento. Esto permite fomentar el desarrollo sostenible del destino desde el punto de vista socioeconómico. Si bien la sostenibilidad ambiental sigue siendo una asignatura pendiente.

La metodología empleada desarrolla 10 indicadores que son calculados y cartografiados para dos casos de estudios representativos de un mismo contexto geográfico y de poblaciones equiparables para demostrar la capacidad creativa del enclave cuya economía está fuertemente basada en el turismo. Los resultados son concluyentes, las localidades turísticas lideran el ránking del índice de creatividad. La consolidación de destinos litorales como espacios creativos e innovadores sin perder su competitividad turística invita a repensar el determinismo de los modelos evolutivos y su validez o adecuación al escenario actual de funcionamiento basado en redes globales-locales.

The potential of international coastal mass tourism destinations to generate creative capital

This paper introduces a new line of research in international coastal mass tourism destinations. Such destinations have started to function in a more complex and potentially beneficial way, acting as transitional areas between the global city and local territory while at the same time developing their own unique characteristics. From this perspective, such destinations can potentially become environments for creativity and innovation, two factors that act as economic driving forces in the so-called “knowledge society”, thereby promoting the sustainable development of the destination from a socioeconomic perspective.

The methodology used herein develops 10 indicators that are calculated and mapped out for two case studies which examine the same geographical context and comparable populations in order to demonstrate the creative capacity of a location whose economy is heavily reliant on tourism. The results show that tourist destinations have greater potential for generating creative capital than non-tourist destinations. Therefore, the consolidation of international mass tourism destinations as creative and innovative spaces which are capable of generating creative capital without losing their competitiveness as tourist destinations merits a reconception of their current role in global–local networks.

 

Notas de ingeniería: PRE-DIMENSIONADO PARA ELEMENTOS DE HORMIGÓN ARMADO

Hoy os dejamos un post publicado por nuestro socio Manuel García Gallegos, esperamos que os resulte de interés.

vía manologallegos.es

“Como bien se ha indicado en algunos otros artículos, podemos dividir las etapas del cálculo de estructuras en las siguientes fases:

  • Modelización de la estructura: en esta etapa definimos conceptualmente la estructura. Una vez conocida la geometría de la misma, vemos como queremos que se comporte estructuralmente y cómo vamos a resolver la transmisión de cargas a la cimentación. Adicionalmente establecemos la posición de los elementos (columnas, vigas, forjados, voladizos…) así como la tipología de la estructura (material, tipo de forjado…).
  • Pre-dimensionado de los elementos estructurales: una vez que tengamos un modelo básico de nuestra estructura, es momento de ver qué dimensiones aproximadas deberían tener nuestros elementos principales. Para ello utilizamos fórmulas sencillas que dependen, fundamentalmente, de la longitud del elemento, la tipología y la situación del mismo. En este paso, conocemos la constructabilidad y el orden de magnitud de nuestra estructura.
  • Cálculo propiamente dicho: cuando ya conocemos como va a trabajar nuestra estructura y las dimensiones aproximadas de los elementos, podemos pasar al cálculo de detalle. En esta etapa determinamos, con cálculos realizados a mano o con la ayuda de un programa de cálculo de estructuras, los esfuerzos máximos en los elementos estructurales. Con estos esfuerzos, y con la secciones de la etapa anterior, determinaremos las armaduras en las secciones de hormigón. Si las armaduras obtenidas son razonables se considerarán las secciones como válidas. Si por el contrario, las armaduras obtenidas son exageradas o demasiado ligeras lo más adecuado será incrementar o reducir las secciones de hormigón.
  • Verificación de los resultados obtenidos: es conveniente hacer ciertas comprobaciones, mediante ratios, de los resultados de detalles obtenidos. Hay muchos ratios y otros más que nos podemos inventar, entre ellos: m3 de hormigón/volumen teórico de estructura, kg de armadura/volumen de hormigón, … En este paso sólo nos cercioramos de la bondad  de los pasos anteriores seguidos.

En el post de hoy, haremos un resumen de las fórmulas de pre-dimensionado de algunos elementos de hormigón que nos ayudarán a definir, en una primera aproximación, las dimensiones de nuestros elementos estructurales para posteriormente afinarlos durante la fase de cálculo de detalle.

Se trata de fórmulas empíricas y suelen estar del lado de la seguridad, pero estas fórmulas no dejan de ser un punto de partida y que deben ser contrastadas en una etapa posterior. No se deben usar como un método de cálculo en sí mismo, sino una herramienta de ayuda a saber dónde estamos y su aplicabilidad se ciñe a casos estructurales estándares.

Empezaremos por ver qué dimensiones deben tener los elementos que diseñamos para poder aplicar las fórmulas que veremos más adelante. Para dimensiones superiores debemos hacer un chequeo más específico ya que nos encontraremos ante una estructura singular o fuera de los rangos nórmales. Las dimensiones de los vanos o “spans” de los elementos suelen encontrarse entre los siguientes valores:

Elemento Vano Típico (m)
Pilar o columna 2-8
Viga rectangular 3-10
Muro 2-4
Muro con empuje de tierras 2-8
Forjado unidireccional 5-6
Forjado bidireccional 6-11
Losa Maciza 4-8

 

Para analizar las dimensiones de los elementos anteriores de una forma más aproximada, vamos a considerar tres condiciones de contorno: articulada, empotrada o en voladizo:

Elemento Canto o espesor (L=vano)
Apoyada Continua Voladizo
Pilar o columna H/10-H/20 H/10-H/20 H/10
Viga rectangular L/12 L/15 L/6
Muro H/30 H/45 H/15
Muro con empuje de tierras H/10
Forjado unidireccional L/20-L/30 L/25-L/40 L/5-L/10
Forjado bidireccional L/24-L/35 L/34-L/40
Losa Maciza L/25 l/35 L/10
L: vano
H: altura de la columna o el muro

Notas:

  1. Anchura mínima de las vigas de 250 mm
  2. Canto mínimo en losas de 125 mm
  3. Dimensiones mínimas de pilares: 250 mm”

La Comunidad incluida en el proceso arquitectónico. Apuntes sobre el trabajo de Alejandro Aravena, premio Pritzker de Arquitectura 2016

Por José María Romero, Dr Arquitecto

Pocas veces un premio puede ir más a contracorriente de la línea oficial de la arquitectura. Sobre todo si lo situamos dentro del (neo)conservadurismo de la arquitectura de los últimos 40 años. En las últimas décadas, la arquitectura se ha dedicado, en el mejor de los casos, a mirarse a sí misma al ombligo de su disciplina; y en el peor de ellos, a aliarse con el poder del dinero y extender sin límites sus construcciones por todo el planeta (tanto en extensión horizontal, como en vertical con los rascacielos).

Si hacer obra nueva era la meta de cualquier arquitecto que se preciara (por prestigio y/o por negocio), y cuanto más llamativa y ostentosa mejor, este premio Pritzker del 2016 parece que premia lo contrario. O por lo menos, gira la dirección del punto de vista principal y lo enfoca directamente hacia cosas que antes eran vistas como humildes y prosaicas: el proceso, la comunidad y la cuestión medioambiental.

Alejandro Aravena no se considera un artista, sino un profesional que resuelve problemas existentes reales con sus colaboradores; de hecho dice expresamente que le aburre el discurso  autorreferencial de los propios arquitectos.

Los problemas que se plantea son:

En Iquique: ¿Cómo ofrecer a gente que vive en precario y no se puede construir su vivienda de una vez, un proyecto que permita acompasar la casa a la vida de sus ocupantes y sus limitadas posibilidades económicas?

En el Centro de Investigación Angelini: ¿Cómo hacer que un edificio de trabajo consuma la menor energía posible y su metabolismo arquitectónico reduzca las emisiones de CO2 mejorando sus condiciones de habitabilidad?

En Constitución: ¿Cómo plantear un proyecto urbano en donde la comunidad afectada pueda decidir, y se remedien problemas de verdad como reducir los riesgos de las inundaciones de un río o los efectos de un maremoto?

Figura 1.
Figura 1. Ideas de proyecto para viviendas en Iquique, Centro de Innovación Angelini, y bosque urbano de ribera en Constitución (Chile). (Aravena, 2014) (obtenido de vídeo TED ¿Mi filosofía arquitectónica? Incluir a la comunidad en el proceso)

 

Las soluciones que propone son:

– Para las casas de Iquique: en el primer lugar, por motivos de economía, del conjunto de viviendas se proyectan la cimentación, la estructura, la cubierta y las instalaciones principales, es decir, aquellos capítulos necesarios que requieren de más especialización y que están subvencionados. Así se dejan las viviendas con el 50% de su superficie, pero dispuestas para ser ocupadas. Al mismo tiempo, se reserva espacio y volumen para que cada casa pueda evolucionar en el tiempo, ampliándose según las posibilidades y necesidades de sus habitantes hasta el tamaño de una casa de clase media normal: hasta el doble (ver esquema 1º en figura 1).

De esta propuesta llama la atención la presencia de la gente en la explicación del proyecto[1], y su estado actual, que ha adquirido en muy poco tiempo la “naturalidad” y calidez de cualquier barrio popular autoconstruido (figura 2), pero ahora con completas garantías de habitabilidad.

Figura 2.
Figura 2. Sreet view (2015). Fuente: Google Maps.

 

– Para el Centro de Investigación Angelini: el espacio interior se protege del exterior con una fachada gruesa para crear un ambiente común de trabajo bien aislado. La estructura y los elementos constructivos principales se colocan en el borde, a diferencia de lo habitual en los edificios de oficinas acristalados de abajo a arriba, cuyas fachadas son indiferentes al lugar y a la orientación, y por ello son gravemente afectados por la radiación solar en verano, o a la pérdida de calor en invierno (ver esquema 2º en figura 1). Gracias a ello se reduce ampliamente la emisión de CO2 en el uso del edificio (figura 3).

Figura 3.
Figura 3. Centro de Innovación Angelini (Chile). (obtenido de vídeo TED ¿Mi filosofía arquitectónica? Incluir a la comunidad en el proceso).

 

– Para la ciudad de Constitución: se propone a la comunidad de vecinos un bosque urbano de ribera que protege de las inundaciones y de los efectos más importantes de un posible maremoto (ver esquema 3º en figura 1). Además de conseguir el presupuesto necesario después de estudiar las inversiones de tres organismos oficiales que sin coordinación iban a invertir en la misma zona, y de unirlos para el mismo proyecto (figura 4).

Figura 4.
Figura 4. Bosque urbano de ribera en Constitución (Chile). (obtenido de vídeo TED ¿Mi filosofía arquitectónica? Incluir a la comunidad en el proceso).

 

Conclusiones

La actitud con que se abordan los tres proyectos que se muestran no parten de “hacer un proyecto y una obra”, sino de solucionar tres problemas concretos que tienen que ver con la vida de la gente y las cosas, y en los que la arquitectura tiene mucho que proponer. Esta actitud, que parte de la comunidad en primer lugar, nos recuerda también que arquitectos tan influyentes como Brunelleschi, Alberti, Miguel Ángel, Rafael o Bramante nunca construyeron un proyecto suyo, sino que completaron obras de otros, y solucionaron o continuaron procesos arquitectónicos y urbanos.

 

Notas:
[1] Para entender mejor el proceso seguido con la comunidad en el Proyecto Quinta Monroy en Iquique se recomienda ver el vídeo.

PLAN DIRECTOR PARA EL COLEGIO SAN ESTANISLAO DE KOTSKA DE MÁLAGA PROPUESTA GANADORA DEL CONCURSO CONVOCADO POR LA FUNDACIÓN LOYOLA

Por José María Romero, Dr Arquitecto y Alejandro Martín, Arquitecto

 

ÉPOCA DE TRANSICIÓN

Vivimos tiempos de transformaciones profundas.  Nuestra época es una transición. Frente a un pasado que tenía en el progreso sin fin su meta, nos damos cuenta ahora que necesariamente debemos replantearnos nuestras formas de vida con respecto a los demás -presentes y generaciones futuras-, y con respecto al planeta que nos acoge.

En esta situación de transición, las crisis son su confirmación y también un hábitat en el que hay que desenvolverse. Parece razonable, entonces, que las propuestas y los proyectos arquitectónicos y urbanos tengan como horizonte luchar contra la crisis climática y medioambiental (reducir las emisiones de CO2 y favorecer la biodiversidad propia de cada lugar o ecosistema); mitigar la crisis energética (reduciendo el consumo de energía); parar la crisis social (planteando propuestas que garanticen la igualdad social, al menos en el entorno en el que actúan); y reconducir la crisis política y de la democracia (facilitando la información de quienes pueden decidir, y de la ciudadanía en general, para que tengan mayor capacidad de elección con los mejores criterios).

¿Cómo hemos trasladado estas cuestiones y preocupaciones al plan director de un importante colegio de Málaga? Se ha tratado, en definitiva, de entender lo que somos y tenemos -la gente y las construcciones que habitamos-, valorarlos en sus posibilidades y, sobre todo, de cuidarlos para llevarlos a su mejor uso habitable y disfrute.

PLAN ARQUITECTÓNICO Y EDUCATIVO

De esta manera, se parte de conocer, por un lado, a quiénes va dirigido el plan arquitectónico -una fundación religiosa-, y por otro, cuáles son sus motivos y necesidades -un proyecto educativo ejemplar con larga tradición-. Así, se plantea rehabilitar y reutilizar lo existente, y en todo caso, reducir la nueva construcción a la menor indispensable, para que se garantice la adecuación a unas instalaciones actuales (lo que supone menos emisiones de CO2 y consumo de energía).

Con este planteamiento, se da prioridad a la reutilización de las instalaciones existentes (nuevo centro religioso, aula de dibujo, sala multiusos, gimnasio, almacén… ), en unos antiguos cobertizos cubiertos  con unas excelentes estructuras de madera de pino rojo.

Fotos de estado actual y maqueta del plan director
Fotos de estado actual y maqueta del plan director

 

CÓMO SE FACILITA LA COMPRENSIÓN DE LA INFORMACIÓN TÉCNICA

Se diseña un tipo de información técnica fácilmente legible por personas ajenas al mundo de la construcción, para que éstas puedan entender -y decidir en su caso-, de la mejor manera posible las propuestas y fases a desarrollar.

A su vez, se subdividen las obras en 8 fases, para poder ejecutarlas sin que interfieran con los periodos lectivos . Las obras necesariamente nuevas se proyectan con sistemas constructivos ligeros, que consumen menos energía en su proceso de construcción, por pesar menos, o se diseñan con materiales locales (campo de fútbol, polideportivo cubierto, pistas exteriores, zonas de recreo y paso…). Se cuida la orientación, la ventilación y el factor de forma de las edificaciones.

Fases del plan director
Fases del plan director

 

CADA FASE DESCRITA EN FICHAS INDIVIDUALES

Para adecuar la construcción al presupuesto del que se disponga en cada momento, y se pueda adaptar en el tiempo, las 8 fases principales se diseñan independientes unas de otras, de tal forma que no interfieran en caso de alterar su orden de ejecución, o si lo hacen, que lo hagan lo menos posible. Como orientación, en cada fase se estima el consumo de emisión de CO2 que supone su construcción.

Dos de las ocho fases diseñadas, con sus sub-fases previstas
Dos de las ocho fases diseñadas, con sus sub-fases previstas

 

OTRAS CONSIDERACIONES

Como dato de partida general de la propuesta, se levanta inventario de la vegetación existente en la parcela y se cataloga, para incluirla en el plan director como elemento relevante y característico de la propuesta (conservación de la biodiversidad).  De la misma manera, se evitan realizar grandes movimientos de tierra, y por ello, se propone conservar el montículo que contiene el depósito de agua con su actual topografía y como elemento singular de la ordenación, y conservar así mismo la construcción del bar actual y rehabilitarlo (reducción de emisiones de CO2).

vegetación actual Colegio San Estanislao de Kotska
Vegetación actual Colegio San Estanislao de Kotska

 

CONCLUSIONES

La cumbre de París de 2015 contra el Cambio Climático ha servido para que ningún gobierno del mundo ponga ya en cuestión la necesidad de organizar nuestras vidas a partir de ahora en función de este grave problema. Barak Obama y el Papa Francisco han sido dos personas de prestigio mundial que se han implicado y han ayudado a que ello se entienda como una tarea prioritaria. Sin embargo, el problema es cómo transformar realmente nuestras mentalidades, empezar a cambiar de verdad, y aprovechar las oportunidades que se nos ofrecen, que son muchas.

Ésta es nuestra aportación al planteamiento del plan director para el Colegio San Estanislao de Kotska de Málaga: un planteamiento que no quiere perder de vista el horizonte global. Otra manera más cuidadosa de proponer la arquitectura actual, no muy alejada de lo que entendemos que siempre ha pretendido la auténtica arquitectura.

Han elaborado la propuesta del Plan Director: José María Romero, Dr Arquitecto, Alejandro Martín, Arquitecto, María R. Carvajal, Arquitecta; Azahara Zapata, Msr. Arquitecta; Alberto Pinel, Arquitecto Técnico; y Antonio Oballe, Arquitecto Técnico. MAIA Consultores y AERTEC Solutions

 

Visita de estudiantes de la E. T. S. Arquitectura de la Universidad de Granada

Visita oficina MAIA Consultores

El pasado miércoles 24 de febrero acogimos la visita de estudiantes de arquitectura de la asignatura Proyectos 5 quienes pasaron la jornada en Málaga con motivo de la Semana de la Arquitectura de la ETSA de la Universidad de Granada. … Sigue leyendo

¿DÓNDE NOS ENCONTRAMOS? LUGAR Y TIEMPO DEL NUEVO URBANISMO

Recensión: Los nuevos principios del urbanismo (Ascher, 2010), Las ciudades rebeldes (Harvey, 2014), y La ciudad de los ricos y la ciudad de los pobres (Secchi, 2015).

Por José María Romero, Dr. Arquitecto, profesor de la Universidad de Granada

¿Dónde nos encontramos?, es la pregunta a la que responden tres manifiestos relativamente recientes acerca del urbanismo. Éstos van más allá de los análisis y las propuestas disciplinares, pues atienden a nuestras maneras de vivir y de pensar. Por ello, la cuestión de dónde nos encontramos no sólo es espacial o territorial, sino también temporal.

La crisis económica global se extiende sobre el planeta y alimenta las crisis climática y de biodiversidad, la energética, y la social y política. El mito del crecimiento económico planea como el responsable de todas ellas, en lugar de ser la solución tan solicitada y repetida. Cada vez va quedando más claro. Empieza a ser reconocido en todos los países que el desarrollo y el crecimiento son el origen de las emisiones de CO2 y otros los problemas medioambientales; por lo menos formalmente (véase el resultado de la Cumbre del Clima de París 2015: un hito desde el punto de vista conceptual, aunque todavía no vaya a tener consecuencias reales). Ahora parece necesario que el siguiente paso sea el reconocimiento de que el crecimiento también está en el origen de la gran crisis del aumento de la desigualdad entre ricos y pobres -que inunda el mundo-, y que afecta de manera cada vez más grave, además, a los países occidentales.

Las disciplinas académicas son reacias a ser críticas consigo mismas, aunque no dejen de ejercer de manera permanente los juicios de valor sobre sus propios principios y esencias fundacionales; está en sus esencias. La arquitectura y el urbanismo no son menos. Por eso es complicado acceder a textos autocríticos, y menos que expliquen las consecuencias de su producción conceptual y espacial más allá de las preocupaciones disciplinares. Sin embargo, tres excelentes manifiestos sobre urbanismo animan a comprender las ideas y las políticas que plantean los urbanistas y los arquitectos -aunque éstos no sean conscientes de ello-, y que deben entender los ciudadanos para decidir con plenos derechos sobre sus formas de vida.

Imagen manifiestos urbanismoAscher: Los nuevos principios del urbanismo (2010); Harvey: Las ciudades rebeldes (2014); y Secchi: La ciudad de los ricos y la ciudad de los pobres (2015)

Las crisis inmobiliarias son el origen de las crisis económicas. Harvey explica en “Las ciudades rebeldes” cómo toda crisis económica global ha sido precedida de una crisis inmobiliaria causada por un exceso de liquidez monetaria que hace que los ricos desvíen sus beneficios hacia la construcción, provocando de esta manera una gran burbuja inmobiliaria, que suele estallar anunciando la crisis económica inmediata. Esta explicación tiene un referente visual en los skylines de las ciudades importantes. Los nuevos rascacielos son anuncios de las crisis económicas porque son beneficios y liquidez sobrante puestos a especular (vanidad y codicia de los poderosos, juntas en obra). El Empire State inició su construcción antes de la crisis del 29, aunque se concluyó en 1931. Las Torres Gemelas (WTC) se inauguraron a finales de 1973, una vez desatada la crisis del petróleo a principios de ese año. El nuevo proyecto de sustitución de las antiguas Torres Gemelas, proyectado antes de la emergencia de la actual crisis, se inaugura ahora, en plena crisis. Las Cuatro Torres Business Area, del Paseo de la Castellana de Madrid, se inauguraron durante el periodo 2007 y 2009. Sin embargo, lo más llamativo que explica Harvey para nosotros es que las crisis inmobiliarias de Florida en EEUU, Inglaterra, Irlanda y del sur de España, son las causantes de la actual crisis global. El desarrollo y el crecimiento ilimitado expresados en superficie urbanizada extendida indefinidamente por el territorio, es el principal causante de la gran crisis (de nuevo, como antes; aunque ahora en nuestro país somos los atizadores de la hoguera). De Harvey se entiende que el urbanismo se ha encargado de pensar y fomentar el desarrollo, pero muy poco de reflexionar lo urbano que no puede crecer, y que ello ha creado y sigue creando graves problemas que afectan a otros ámbitos que sobrepasan ampliamente lo urbano.

También, según Secchi en su manifiesto, el origen del otro grave problema endémico -el aumento de la desigualdad entre ricos y pobres-, es el crecimiento provocado por el desarrollo urbano ilimitado que se produce desde los años 70 del siglo pasado. La extensión de la urbanización por el planeta induce diferencias cada vez mayores entre espacios urbanizados que se convierten en islas y, en muchos casos, en fortalezas infranqueables para amplias capas de la población. Los arquitectos y los técnicos aparecen aquí como responsables directos de este problema, aunque muchas veces son desconocedores de las consecuencias de sus propios proyectos y obras de desarrollo, incluso en el interior de las ciudades históricas. Las desigualdades sociales y las formas de seguir generando injusticias espaciales son motivo de la “nueva cuestión urbana” que ve Secchi necesario abordar en un futuro próximo, además del cambio climático y el problema de la concepción de la movilidad como derecho de ciudadanía.

El manifiesto de Ascher -“Los nuevos principios del urbanismo”-, es el más propositivo de los tres. Presenta una visión más generalista para comprender la situación actual, y proponer maneras de actuar más adaptadas a la colectividad en una sociedad -occidental-, que se convierte en más diversa, específica e individualista. En la propuesta final del texto se aconseja entender la gobernanza de la ciudad de una forma bastante menos idealista, es decir, más pragmática. Por ello se recomienda que la disciplina urbanística y arquitectónica y la política debieran coincidir en sus principios. Se destaca así la importancia de lo existente frente a lo nuevo (que es crecimiento); el carácter reflexivo del hacer local ante el impuesto desde fuera; la arquitectura y el urbanismo que se basan en el principio de precaución y de dispositivos -que permiten reelaborar las previsiones mediante diversas negociaciones-, frente al de proyectos inflexibles; los mecanismos de intervención participativos abiertos a la ciudadanía, ante los procesos cerrados y jerárquicos… En definitiva, más democracia.

Crisis financiera, crisis igualitaria y crisis política y de gobernanza ahora se asocian de manera evidente a los proyectos y planes de desarrollo. Los tres manifiestos coinciden en una cuestión fundamental: para que la gente viva mejor y hacer mejor ciudad y urbanismo no hace falta crecer, sino defender lo que se tiene, y control por parte de quienes habitan. Los tres autores finalizan sus breves escritos apelando -en la mejor tradición griega clásica-, a que el conocimiento (epistéme), y la práctica (téchne), sólo tienen sentido cuando están en función de las opiniones de todos (dóxai), para que todos puedan adoptar las mejores decisiones comunes, para el bien común. Más democracia.

Proyecto Europeo TURAS

Queríamos dedicar esta entrada a comentar el proyecto Turas que hemos tenido oportunidad de conocer gracias a la empresa malagueña Bioazul S.L.

El proyecto europeo de investigación y desarrollo TURAS Transitioning towards urban resilience and sustainability, cuenta con financiación del 7º programa Marco de la Unión Europa y está impulsado por un consorcio formado por treinta de entidades de doce países, entre las que se encuentran Bioazul SL y Promálaga como los dos únicos socios españoles.

Este proyecto se inició en 2011 con una duración prevista de cinco años y está orientado a desarrollar visiones, escenarios, estrategias y herramientas útiles para que las ciudades aborden los retos de (1) adaptación y mitigación del cambio climático, (2) el agotamiento de los recursos naturales, y (3) el crecimiento urbano actualmente insostenible. La finalidad es contribuir con el conocimiento y las herramientas generadas al incremento de la resiliencia y sostenibilidad de las ciudades europeas y sus entornos rurales.

José María Romero, miembro de nuestro equipo, ha tenido la oportunidad de colaborar con el proyecto en calidad de experto en las acciones desarrolladas en Málaga, aportando la visión como profesor de la Universidad de Granada, Patrono de Rizoma Fundación y socio fundador de MAIA Consultores. Dentro del proyecto, Málaga trabaja de manera concreta en los nuevos modelos económicos siendo las zonas de estudio seleccionadas el Centro Histórico, El Palo y Huelin. Se han organizado sesiones de trabajo con diferentes agentes participantes con objeto de analizar las necesidades existentes y desarrollar una Propuesta de Estrategia Integrada para la Sostenibilidad del modelo productivo malagueño.

ProyectoTURAS